...prisión. Por desgracia, en este mundo brutal, la felicidad es efímera, y caminantes y amenazas externas no son rivales para el peligro que se gesta dentro de las