Search Results for: borracha ensena el poto sin censura

Android: Los nuevos Sony Xperia Z3 y Z3 Compact nos enseñan sus planos y dimensiones

Android: Los nuevos Sony Xperia Z3 y Z3 Compact nos enseñan sus planos y dimensiones (Descargar Gratis)

Los nuevos Sony Xperia Z3 y Z3 Compact nos enseñan sus planos y dimensiones (Gratis)

Más filtraciones previas a la feria alemana IFA, y aunque la mayoría de las que hemos ido viendo hasta la fecha han sido de Samsung, los japoneses de Sony no han fallado tampoco desvelando información sobre sus futuros dispositivos antes de presentarlos.

No es una información oficial, pero sí es oficioso que Sony presentará sus nuevos Xperia Z3 y Xperia Z3 Compact en Berlín, y es casi tradición que conozcamos prácticamente todo de los nuevos Xperia antes de que lleguen, así que aquí os mostramos sus planos CAD con muchos detalles y sus dimensiones totales.

Estilizando el diseño, manteniendo la filosofía

Ya los habíamos visto en imágenes filtradas, donde pocos cambios se veían a nivel de diseño y materiales con respecto a lo que Sony nos tenía acostumbrados.

Pues bien, estos planos realizados con herramientas CAD confirman que se mantienen las líneas de diseño, que los marcos serán más redondeados, y que el Xperia Z3 pasará por el cirujano plástico para reducir sus dimensiones hasta los 146.46 x 72.09 x 7.3 milímetros.

Esto significa reducir casi un milímetro el grosor del Xperia Z2, y adelgazar sus marcos laterales 1.21 milímetros exactamente. Una reducción considerable que Sony necesitaba para paliar las críticas a la relación tamaño/diagonal de pantalla de sus Xperia más nobles.

El Xperia Z3 Compact, por su parte, sería casi calcado a su antecesor, y es que aunque no muestra el dato de grosor en la imagen, sus dimensiones son de 126.98 x 64.9 milímetros, prácticamente las mismas que ya firmaba el Xperia Z1 Compact, 127 x 64.9 milímetros.

Evidentemente, debemos tomar como un rumor, pues no sabemos si estas imágenes son realmente filtraciones desde Sony. Sin embargo, haciendo caso a las imágenes que se han ido viendo, todo parece indicar que son planos reales.

Dos smartphones de gama alta en dos tamaños diferentes

En cuanto a especificaciones, lo que se rumorea es poco rompedor y más de lo mismo, aunque es evidente que los japoneses todavía podrían sorprendernos con algún detalle o dato que se haya filtrado erróneamente.

De nuevo Sony apostaría por dos terminales de gama alta en dos tamaños diferentes, 5.15 pulgadas de pantalla FullHD para el grande, y 4.6 pulgadas de pantalla también FullHD para el menor.

También se han rumoreado más detalles, como un chipset Snapdragon 801 de Qualcomm con procesador de cuatro núcleos a 2.4 GHz, GPU Adreno 330, 3 GB de memoria RAM, 16 GB de almacenamiento interno y la cámara de 20.7 megapíxeles con lente Sony G que se estrenó con el Xperia Z1.

Veremos con qué nos sorprende Sony, y seguramente antes de la feria IFA vayamos conociendo más detalles, así que no os vayáis muy lejos u os lo perderéis.

En Xataka Android | Este podría ser el Sony Xperia Z3, pocos cambios en su aspecto
Vía | GizmoBolt

Descagas Directas Relacionadas:

Android: Samsung y la contra-evolución de una filosofía exitosa

Android: Samsung y la contra evolución de una filosofía exitosa (Descargar Gratis)

Samsung y la contra-evolución de una filosofía exitosa (Gratis)

Amigos de Samsung, no os reconozco. No sé si es una sensación instantánea o un pensamiento que ha ido madurando, algo que llevo rumiando desde que en el pasado Mobile World Congress en Barcelona los coreanos enseñasen un Samsung Galaxy S5 extraño, tanto en su concepción como es su modo de presentación, fuera del stand y con bastante secretismo.

Parece que a los chicos de JK Shin les ha entrado una especie de histeria colectiva, un frenesí por recuperar el terreno perdido tras unos resultados financieros dudosos en los últimos trimestres, no negativos pero sí en clara desaceleración.

Algo no se está haciendo bien en Samsung, aunque evidentemente, no somos nosotros nadie para juzgar las estrategias del gigante coreano, menos todavía cuando hemos sido los primeros contagiados por la inmensa lluvia de filtraciones venidas desde las mesas de diseño de Samsung, desde las oficinas de patentes y desde diversas fuentes que han ido recibiendo pinceladas de los futuros movimientos de Samsung.

Así fue como supimos que directivos de Samsung confirmaban dos dispositivos punteros antes de terminar el año, cuando sólo se esperaba un Galaxy Note 4 que, en teoría, debería convertirse en el terminal más importante de 2014 para el mayor fabricante de smartphones del mundo.

Sin embargo, parece que Samsung se ha convertido en un dinosaurio predecible, víctima además de su propia maquinaria mediática y de su afán por tocar cada hueco de mercado olvidándose muchas veces de que las casas no se empiezan por el tejado.

Samsung Galaxy Alpha y la historia de una obsesión

No por poco interesante podremos sacarle los colores a un Samsung Galaxy Alpha que ha llegado por la puerta de atrás, rodeado de un bombardeo mediático de magnitud bíblica, del que la mayoría de medios nos hemos contagiado y que no ha hecho otra cosa que volverse en contra de todos.

Con los usuarios ya descontentos, ninguna sorpresa y poco nuevo que enseñarnos tras tanta filtración, Samsung tuvo que presentarlo oficialmente de manera deslocalizada, a través de material de prensa colgado en Internet y sin toda la pompa que se esperaba a un terminal muy esperado, que pudo ser mucho pero se quedó entre Pinto y Valdemoro.

Sí, tenemos por fin entre nosotros al archiesperadísimo Samsung con construcción metálica, pero los coreanos se han equivocado en muchas cosas con su nuevo dispositivo premium, más por parecerse a su eterna obsesión que por lanzar al mercado ese dispositivo que los usuarios llevaban años pidiendo.

Y sí, la eterna obsesión es el iPhone de Apple, y que Samsung preparaba algo para hacerle frente directamente era algo que se había dejado ver en varias campañas publicitarias, aunque el bombardeo mediático haya adelantado la presentación del Galaxy Alpha.

Amigos de Samsung, los usuarios pedíamos un terminal con acabados acordes a su precio, no uno que perdiese por el camino la ampliación de memoria, o que se quedase con una batería ridícula para minimizar el grosor, o que bajase su resolución para paliar la pérdida de autonomía de una batería, remarcamos, ridícula.

El Samsung Galaxy Alpha no es lo que esperábamos, no es un terminal de gama alta, y no es en ningún caso lo que el Galaxy S5 debió ser en su día. Simplemente es un terminal más, que será caro y que está en sintonía con la definición que hace Apple de su iPhone, pareciendo más una pataleta de Samsung para atacar directamente el mercado del iPhone que un terminal “puntero”.

La familia Galaxy y la bandera androide

Es aquí donde tenemos que decir lo que esperamos de Samsung, y del gigante coreano sólo se espera lo mejor. Quizás por ello el Galaxy S5 no es lo que debió de ser, porque no es para nada el abanderado del catálogo Android 2014, sin destacar especialmente en nada y con una competencia que le ha comido completamente la tostada.

Hasta la fecha, la extensa familia Galaxy se contaba como un caso de éxito y no vamos a asustar a nadie si tratamos a Samsung como tal, pues con mucha variedad, terminales para todos los gustos y un gama alta reconocible – el Galaxy S de turno que suponía el techo del mercado -, los coreanos se han convertido en lo que son, el mayor fabricante de smartphones a nivel mundial.

Este año se han conformado con una evolución menor, que no ha supuesto lo mejor de la plataforma a nivel hardware por primera vez para un Galaxy S, y que se ha ido a los cerros de Úbeda con un monitor cardíaco cuando menos raro en un smartphone, en lugar de los 3 GB de memoria RAM o la pantalla QHD que otros han montado.

Tampoco queremos decir que el Galaxy S5 sea un mal terminal, sino que no es lo esperado, y el LG G3 se ha convertido en el mejor terminal de la plataforma Android este año por méritos propios. ¿Ves Samsung? ¡El metal tampoco era tan necesario!

Por suerte, aún queda una carta más

Pues sí, no ha sido tan cacareado este año porque Samsung lo considera una gama de terminales orientados a clientes específicos más profesionales, pero lo cierto es que la gama Galaxy Note es el mayor acierto de los coreanos en los últimos años.

El tamaño no es un problema y tiene ya el beneplácito de los usuarios, y su versatilidad y funcionalidad unidos a un hardware en sintonía con lo mejor del mercado, le hicieron ya el año pasado el smartphone – o phablet – más importante del catálogo de Samsung.

La brecha es mínima entre un terminal de gran formato y un smartphone de gama alta, así que el Galaxy Note se puede considerar el terminal más avanzado de Samsung para cada ejercicio, así que esperamos que el Galaxy Note 4 sí suponga un paso adelante.

Con ello, no esperamos pantallas holográficas ni la repera, sino un terminal acorde a su precio de más de 700 euros, que mantenga la apuesta de Samsung por el hardware de más altos vuelos que esté disponible, acompañado de un diseño y construcción en sintonía, valor añadido con el software y con un S-Pen del que sólo Samsung puede disponer.

Y para tener todo eso amigos de Samsung, no hace falta metal si me das un terminal compacto, bien construido, con buen tacto y de marcos bien aprovechados, resistente a líquidos y que al menos consiga una autonomía de 2 días de uso continuado. Ahí debería estar la evolución que esperamos.

¿Pedimos demasiado?

En Xataka Android | ¿Qué busca Samsung con el Galaxy Alpha?

Descagas Directas Relacionadas:

Android: ¿Qué busca Samsung con el Galaxy Alpha?

Android: ¿Qué busca Samsung con el Galaxy Alpha? (Descargar Gratis)

¿Qué busca Samsung con el Galaxy Alpha? (Gratis)

Hoy se ha hecho oficial. Por fin Samsung presentaba el que parecía inalcanzable teléfono construido en materiales no plásticos, que tanto le han ido reclamando algunos a la compañía desde hace años, también con una pantalla más pequeña.

El Samsung Galaxy Alpha llega con unos números generales que se mueven a la par de los teléfonos franquicia del año, aunque es cierto que tenemos algunas concesiones debidas al tamaño, y también, al grosor. Vamos a ver a qué responde este teléfono y para quien va dirigido.

Samsung Galaxy Alpha, rellenando un vacío

El Galaxy Alpha llega como el primer teléfono de la marca coreana enfocado en el diseño del mismo. O al menos, rompe con la mala acogida en la línea de diseño estrenada con el Galaxy S5.

Podríamos decir que es el primer teléfono en entrar al ring abierto por Sony con su Xperia Z1 Compact, gran rendimiento en diagonales que no se escapen por encima de las cinco pulgadas, movimiento que van a repetir con el Z3 Compact, y que apuntaba a ser uno de los teléfonos más interesantes del año.

Si bien muchos ya apuntan a que se trata de un smartphone más enfocado hacia la gama media-alta por algunas de sus características, vamos a dar un repaso a éstas para ver donde lo situamos, pues se trata de un teléfono con unos cuantos peros.

Reducir el tamaño conlleva compromisos, y aquí hay los justos

Lo que nos encontramos es un teléfono de 4.7 pulgadas, una diagonal que encontrábamos en todos los franquicia hace tan solo dos años. Aquí, encontrábamos sin ir más lejos el Nexus 4, el Optimus G, el HTC One X o el Galaxy S3 (este último en 4.8″). Desde entonces las pantallas han ido creciendo, probablemente imantadas por el fenómeno phablet, cada vez más difuso, hasta el punto de que los gamas altas más recientes ya aterrizan en diagonales de unas 5.5 pulgadas. Encontramos aquí al G3, al OnePlus One, o incluso al Vibe Z2 Pro de Lenovo que se va a las 6 pulgadas.

Esto deja bastante solos a los teléfonos más contenidos, pero que todavía apuestan por mantener el grueso de especificaciones más ambiciosas de los modelos de referencia. Como decía, Z1 Compact está solo aquí, junto al iPhone, ya que las líneas mini de los distintos fabricantes se han dedicado a parasitar algo de imagen de marca, reduciendo no solo dimensiones. Incluida, por no decir en cabeza, Samsung.

Aquí volvemos con una pantalla SuperAmoled en HD, con 312 píxels por pulgada, que si bien nos son muchísimos se mantienen a la par de los 326 de los que pocos tienen queja hasta ahora. Cierto es también que la calidad de las pantallas Amoled fabricadas por Samsung ha mejorado mucho en el último año, pasando de mediocre en algunos aspectos a sobresaliente en casi todos, incluso ya se atreven a estirarlas a los grandes formatos como son los Galaxy Tab S. Con el margen de duda, pues todavía hemos tenido la oportunidad de probarlo, nadie espera aquí la vuelta a 2012 en términos de pantalla.

Imagen: Hi-tech.mail.ru

Otro de sus posibles peros está en el motor del rendimiento. Samsung deja a un lado la referencia ahora mismo en procesadores, que viene de la mano de Qualcomm y su Snapdragon 805. Tampoco se sube a los 3GB de RAM, sino que se queda en dos. Aunque esto no parece suponer un gran impedimento frente a terminales que sí los tienen. Samsung apuesta por una solución de fabricación propia, un Exynos con corazón de ocho núcleos. Cuatro son Cortex-A15 a 1.8GHz, cuatro Cortex-A7 a 1.3GHz, para las tareas de alto y bajo rendimiento respectivamente, aunque con funcionamiento independiente: los A7 se asignan a tareas de pocos requerimientos, en cualquier momento y pueden funcionar simultáneamente a los A15.

Este Exynos lleva LTE incorporado, que probablemente venga dado por un chip de Intel, y que le proporciona LTE-Advanced Cat.6 con límites teóricos de 300/50 Mbps. Velocidades de bajada que solo se rozan en Corea del Sur, aquí el punto preocupante es la compatibilidad con las bandas y su eficiencia, más que estas cifras, y está por ver.

El último punto importante es un compuesto entre los dos peros anteriores y sus dimensiones físicas. Con 115 gramos de peso y tan solo 6.7 milímetros. El resultado es una batería que se queda en los 1.860 mAh, algo pequeña si la ponemos frente al entorno de los 3.000 que montan los teléfonos con que mencionábamos con pantallas más grandes.

Imagen: Hi-tech.mail.ru

Mientras esperamos a ver los primeros datos de su autonomía con el Exynos, dos buenos puntos que suman por el tamaño y resolución de esta o las posibles optimizaciones que haya podido hacer Samsung en este tiempo. Sin duda el de mas peso es la resolución. Una pantalla muy afilada sale cara en términos de autonomía, LG lo sabe y las críticas por su Quad HD no están siendo pocas en su G3, perdiendo el estatus de inagotable que conservaba el G2.

Por tanto, estamos pendientes de la calidad de esta pantalla final (datos como si es PenTile o no son relevantes a fin de cuentas); o de la autonomía que Samsung consiga arañar con este dispositivo y la optimización que pueda lograr con esos núcleos de bajo consumo o su modo Ultra Power Saving.

Una de cal y otra de arena con el almacenamiento. A un lado de la balanza tenemos los 32GB de memoria interna de base; a otro, la carencia de ranura micro SD tan típica en Samsung. Poco más falta, además de esa resistencia al agua que se olvida en este Alpha, que cuenta con conectividad WiFi 802.11ac MiMo (2×2), Bluetooth LE, chip NFC, sensor de huellas dactilares o de medición del pulso. Las cámaras, de 12 y 2.1 megapíxels, olvidan mencionar la tecnología Isocell que permitía al Galaxy S5 realizar capturas en tres décimas de segundo.

Para quién es este Galaxy Alpha

Samsung ha roto algunas de sus líneas básicas en términos de diseño de los últimos años con este Galaxy Alpha. Perdida la ranura SD y los marcos de plástico cromado, es la última característica la que está dando más que hablar.

Un marco de metal, con la trasera retirable que aguanta en plástico, nos recuerda bastante a un diseño sensato y sin muchos excesos que un día vimos en el Galaxy S2 y que perdimos con el Galaxy S3.

Pero rápidamente nos viene a la cabeza el iPhone, con esos marcos biselados o esa diagonal concreta. Incluso los spots publicitarios que van apareciendo.

No es ningún secreto que los coreanos van detrás de cuantos fieles puedan arañar a la marca de cupertino. Cada año se repiten los spots publicitarios en los que no dejan demasiado margen de duda.

Aunque no tengamos el Snapdragon 805, una pantalla full HD, o se alcancen los 3GB de RAM, y siempre a la espera de poder probar este teléfono, yo sí diría que estamos frente a un gama alta que vuelve a encajar en la palma de la mano.

Por los primeros datos, parece que Samsung apuesta también por competir en precioLo que desconcierta es la sensación de globo sonda que Samsung deja en el ambiente. Con una presentación tan tímida y deslocalizada, a unas semanas de una de las ferias más importantes del año, donde nos enseñarán el próximo Note (y más teniendo en cuenta que se trata de una nueva marca).

En definitiva, estamos frente a un teléfono que apunta a portarse como el mejor para aquellos que no se suelen preocupar tanto de las características técnicas concretas sino del funcionamiento general de este o de las sensaciones en mano. Ahora toca probarlo.

En Xataka Android | Samsung Galaxy Alpha

Descagas Directas Relacionadas:

Android: La segunda generación del Motorola Moto G llegaría al mercado el próximo 10 de septiembre

Android: La segunda generación del Motorola Moto G llegaría al mercado el próximo 10 de septiembre (Descargar Gratis)

La segunda generación del Motorola Moto G llegaría al mercado el próximo 10 de septiembre (Gratis)

Motorola todavía no ha abierto la boca en este 2014, más que para enseñar poco a poco un Moto 360 que no termina de llegar, a pesar de ser el wearable más esperado del año y haberse anunciado su disponibilidad para este mismo verano.

De la segunda generación de los Moto X y Moto G se ha hablado muchas veces, pero hoy los chicos de GSMArena se descuelgan con una exclusiva sobre el Motorola Moto G2 – ó Moto G+1 -, que al parecer llegaría el próximo 10 de septiembre al mercado.

No sólo eso, y es que también han anunciado que su precio será de 250 euros, manteniéndose en un rango muy atractivo y con especificaciones que busquen la mejor relación calidad/precio posible.

Con todo ello, el precio podría considerarse elevado vistos los precedentes de Motorola, pues hablamos de doblar el coste del Moto G, por ejemplo, o sumar más de un 20% al precio del actual Moto G con conectividad 4G.

Dicen que llegará con pantalla IPS de 5 pulgadas y resolución HD 720p, chipset Qualcomm Snapdragon 400 con procesador de cuatro núcleos a 1.2 GHz, 1 GB de memoria RAM, 8 GB de almacenamiento interno y cámaras de 8 y 2 megapíxles con posibilidades de captura de vídeo HD.

El sistema operativo sería Android 4.4, no esperábamos menos sabiendo que ya es la versión utilizada en el Moto G de primera generación, y parece que Motorola lo presentará oficialmente durante la feria IFA 2014 en Berlín.

En Xataka Android | Motorola Moto G comienza a actualizarse a Android 4.4.4